Ministerio de Educaci&oacuten Superior
ABAE
SAT
Noticias


Imagen Noticia
Crédito: imagen satelital

PUBLICADO EL 28-09-2018 CRÉDITO Prensa-Abae


Este viernes 28 de septiembre se cumplen seis años de la puesta en órbita del Satélite VRSS-1 “Miranda”, lanzado en 2012 desde la hermana República de China, como parte de los convenios de cooperación y transferencia tecnológica impulsados por el Comandante Supremo Hugo Chávez.

 

Su finalidad fue la de dotar a la República Bolivariana de Venezuela con un satélite de percepción remota, cuyo objetivo es el de disponer de imágenes satelitales destinadas a apoyar la toma de decisiones a nivel gubernamental, en áreas estratégicas como planificación urbana y agrícola, seguridad alimentaria, gestión de recursos naturales, vigilancia de fronteras, gestión de desastres naturales, entre otros.

 

Anthoni Camilo Torres, presidente de la Agencia Bolivariana para actividades Espaciales expresa que el Satélite VRSS-1 “Miranda” “fue un hito en la historia aeroespacial venezolana porque nos permitió tener por primera vez un satélite de observación ultraterrestre, que a lo largo de estos años ha cumplido tareas muy importantes dentro de la planificación estratégica, nos ha permitido tener mayor control y soberanía sobre nuestras fronteras, nos ha ayudado a poder estudiar los suelos, nos ha permitido hacer seguimiento de cultivos ilícitos para su erradicación, nos ha permitido el seguimiento de nuestros embalses, entre otro”.

 

“Pocos países cuentan con la posibilidad de tener tres satélites en órbita y Venezuela es uno de ellos, hoy estamos orgullosos de que sea así y celebramos el saldo positivo que ha dejado durante estos 6 años nuestro Satélite VRSS-1”, agregó.

 

Bautizado como "Satélite Miranda" por el Presidente Comandante Hugo Chávez, en la memoria del general Francisco de Miranda, precursor de la independencia de Venezuela. Ha captado hasta la fecha, 488.662 imágenes de las cuales, más de 80.000 han sido  entregadas a diferentes usuarios nacionales e internacionales y más de 1.000 han sido usadas para la gestión y atención de desastres naturales en el programa internacional de atención de grandes desastres CHARTER.

El físico Cristóbal Alvarado Minic, del grupo segmento espacial VRSS-1 y VRSS-2, comenta sobre las capacidades del Satélite, que Venezuela entró al grupo selecto de países que tenían satélites de observación de la Tierra en 2012 y además “lo hizo directamente con un par de cámaras de alta resolución; igualmente, con un par de cámaras de ancho barrido (casi 370 km) que en su época casi ningún otro país tenía disponible. Asimismo, su precisión de apuntamiento fue de alto desempeño con respecto a sus pares de características similares y su plataforma extremadamente confiable se ha mostrado a la altura, no generando casi ningún problema durante su vida útil -exceptuando las anomalías que normalmente aparecen por efectos de la radiación espacial- y, habiendo durado un año más sobre los cinco para el cual fue diseñado, se espera que pueda ser utilizado al menos otro año”.

 

En cuanto al buen desempeño del satélite Alvarado opina que se debe a la “calidad de sus baterías de cadmio-níquel, a la redundancia de sus equipos giroscópicos y del computador de control de orientación, así como al uso prudente de la carga útil conforme a las recomendaciones del fabricante al que ha sido sometido a lo largo de estos seis años. Sin olvidar, por supuesto, la acción rápida y oportuna de los operadores de la Estación Terrena de Control Satelital cuando ha habido situaciones que habrían podido generar contingencias de gravedad, causadas mayormente por la radiación proveniente de los cinturones de Van Allen, del Sol y de la Anomalía del Atlántico Sur”.

 

“El lanzamiento de este satélite significó para la Abae su consolidación como una agencia espacial que se encarga específicamente de la gestión de las actividades espaciales dentro de la diversidad de sus múltiples ramas, En lo personal este proyecto nos ha dejado un equipo humano muy unido, con el cual las operaciones se han asegurado de una manera muy sólida” afirma el físico venezolano.

 

“El satélite VRSS-1 / Miranda es el primer satélite de observación de la Tierra que ha tenido Venezuela y los datos que se encuentran almacenados en Abae luego de seis años de mantenerse en órbita recopilando datos del territorio nacional y de otras regiones del planeta son de suma importancia para estudios sobre la evolución de los aspectos geográficos naturales así como de las actividades humanas que los modifican con el correr del tiempo” expone Alvarado.

 

Para finalizar Alvarado señala a la formación y capacitación como fundamental dentro desarrollo de este programa, “La participación venezolana en el adiestramiento inicial sobre satélites de observación de la Tierra en China, así como en el proceso de diseño, ensamblaje, integración y pruebas del satélite VRSS-1 fue pionera en la carrera espacial venezolana en satélites de órbita baja, siendo de importancia para la comprensión del comportamiento y de la operación de una plataforma satelital en el espacio para el personal de diseño de VRSS-1 y del Centro de Investigación y Desarrollo Espacial venezolano (CIDE). Gracias a esta primera visión de cómo diseñar y fabricar un satélite de observación fueron propuestas e introducidas mejoras por personal venezolano en los procesos de fabricación y en el desempeño de la siguiente plataforma satelital venezolana, el VRSS-2”.

 

---

VRSS-1 es el primer satélite de percepción remota de Venezuela, fue lanzado desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan (JSLC). China, el 28 de septiembre de 2012. El satélite VRSS-1 fue diseñado y fabricado por Satellite DFH Co. Ltd., empresa de la Academia China de Tecnología Espacial (CAST, por sus siglas en inglés), la cual es una subsidiaria de la Corporación China de Ciencia y Tecnología Aeroespacial (CASC, por sus siglas en inglés). Es un satélite de teledetección óptica basado en la plataforma CAST2000. El satélite se encuentra a aproximadamente 639 kilómetros de altura, el período alrededor de la tierra es de 97 minutos aproximadamente. El VRSS-1 es un satélite de teledetección que opera en una Órbita Heliosincrónica (SSO). 

 

 

Masa total del Instrumento: ?880kg.

Dimensiones del Satélite: 1,53m x 1,65m x 1,87m

Panel Solar: Potencia de salida de los paneles solares: ? 1100W (EOL-End Of Life), 2 paneles.

Vehículo de lanzamiento: Larga marcha CZ-2D. (Change Zheng 2D)

 


Imagen Noticia
Crédito: imagen satelital

Imagen Noticia
Crédito: imagen satelital